Quantcast
El tiempo en: Vélez-Málaga
Viernes 09/12/2022  

Málaga

La Luz, otro barrio olvidado: aceras destrozadas, ratas y árboles invasores

Sus vecinos exigen al Ayuntamiento que actúe ante la basura acumulada, aceras que ponen en peligro a los viandantes y ramas que se meten en los pisos

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Este barrio de Carretera de Cádiz reclama al Ayuntamiento un mejor mantenimiento y limpieza de sus calles, muy sucias
  • La falta de personal de Limasam, uno de los porqués

La barriada de La Luz no es únicamente uno de los barrios con mayor densidad de población de Europa. No es tan solo ese lugar donde aparcar en doble fila es el pan de cada día. Ni siquiera es, de manera exclusiva, un lugar intercultural y vivo. Es también y sobre todo una zona poco cuidada. Basura acumulada, suciedad en las aceras y bordillos destrozados. La asociación de vecinos reclama al Ayuntamiento un mejor mantenimiento y limpieza.

La Málaga de calle Larios es un espejismo si uno pasea por las calles de este lugar. Lo sabe bien Juan Cortés, presidente de la asociación vecinal. “Málaga está limpia, claro que sí, en el centro. Y en algunos barrios como el Parque Litoral”. El Limasam lleva dos semanas acudiendo al barrio con más frecuencia para limpiar, pero no les vale: “Los barrenderos hacen lo que pueden, pero aquí hay tres. Falta bastante personal”.

Ocurre lo mismo con el baldeo, que por momentos es inexistente durante semanas y “viene con averías como en la calle Torres Quevedo. Allí todavía queda barro de cuando la calima”. Los vecinos están acostumbrados a vivir en una urbe de desniveles, zanjas y árboles que llevan años sin ser podados. Los tropiezos y caídas por el mobiliario urbano maltrecho son comunes.

El dichoso ficus de las cucarachas

En la plaza de La Luz hay ramas que invaden el parque y alcanza a primeros y segundos pisos de alrededor. Muestran un vídeo donde se aprecian dos ratas paseando a plena luz del día por uno de sus troncos. “Yo no me lo explico. Cualquier día alguna de estas palmeras se le cae encima a alguien”, añade Pedro Vargas, otro vecino indignado.

“Esto está lleno de aceras con hoyos por todos lados, arquetas ciegas que cuando llueve, se inundan”, explica José Molina, vendedor de la ONCE y testigo de la rutina antihigiénica de La Luz. También opina que el Ayuntamiento “tiene olvidado” a los barrios.

En la plaza Larita, un ficus gigantesco tiene anegado el parque y el quiosco de Yolanda Hernández. “Las ratas andan a su antojo. Tengo que echar productos para acabar con los bichos y las cucarachas”. Desde que ella trabaja aquí, siete años atrás, no han podado el árbol que tiene el suelo pringoso.

¿La Málaga olvidada?

El tema de la dejadez en la periferia de Málaga capital ha trascendido a lo político. El PSOE criticó en su día la “nefasta” gestión de la empresa pública Limasam por parte del consistorio, en un cruce de acusaciones que señalaba en primera plana a la concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, que dijo que es "mentira" que Málaga esté sucia. Palabras que encendieron la polémica vecinal.

Desde Cuidadanos, socios del gobierno de Francisco de la Torre, reconocieron que se debe mejorar e intensificar la distribución del baldeo. Unidas Podemos habla directamente de desatención y exclusión a los barrios como La Luz o Puerta Blanca.

Teresa Porras insiste en responsabilizar a los ciudadanos, a los que pide que no tiren latas al suelo. “¿Por qué en calle Larios no se tiran latas de cerveza? Porque yo estoy harta de ver latas en el suelo y que yo sepa las latas no tienen pie". Además, recientemente ha puesto en duda una encuesta de La Opinión de Málaga donde el 90% de los malagueños afirman  que Málaga está sucia. Votaron en total 6.570 personas.

“La culpa es de los trabajadores? No. ¿La culpa es de los ciudadanos? Tampoco. ¿Que la ciudadanía debe colaborar en mantener las ciudades limpias? Sí, pero no se les puede culpar de que no se recojan las papeleras porque hay falta de personal”, contestaba la socialista Begoña Medina.

Los trabajadores de la limpieza consultados por este medio reconocen que la falta de personal es el gran motivo. Mientras tanto, La Luz es un cóctel de malos cuidados que parece haberse amoldado a su aspecto. Pero quiere dejar de serlo.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN