Quantcast
El tiempo en: Vélez-Málaga
29/01/2023  

La escritura perpetua

Borja Sémper

Borja Sémper fue durante años portavoz del PP en el Parlamento vasco y sintió directamente sobre él la sombra criminal de ETA

Publicado: 18/01/2023 ·
10:29
· Actualizado: 18/01/2023 · 13:13
Publicidad Ai
  • Borja Sémper -
Autor

Luis Eduardo Siles

Luis Eduardo Siles es periodista y escritor. Exdirector de informativos de Cadena Ser en Huelva y Odiel Información. Autor de 4 libros.

La escritura perpetua

Es un homenaje a la pasión por escribir. A través de temas culturales, cada artículo trata de formular una lectura de la vida y la política

VISITAR BLOG

El dramaturgo Juan Mayorga, que recientemente recogió en Oviedo el premio Princesa de Asturias de las Letras 2022, acostumbra a reflexionar en sus obras y ensayos sobre la importancia de las palabras. Y sobre el valor del silencio. Su discurso de ingreso en 2019 en la Real Academia de la Lengua se tituló ‘Silencio’. El autor lo convirtió después en un extraordinario y enigmático monólogo teatral. Y sus obras invitan a dudar. El valor de la palabra, del silencio, de la duda. La política española de todos los perfiles ideológicos necesitaría una honda reflexión sobre tales cuestiones.

Borja Sémper fue durante años portavoz del PP en el Parlamento vasco y sintió directamente sobre él la sombra criminal de ETA. Es, como Arturo Pérez Reverte definió al Capitán Alatriste, un hombre valiente. Hizo política bajo permanentes amenazas de muerte. Lo contó después en el libro ‘Todos los futuros perdidos: conversaciones sobre el final de ETA’ (Plaza y Janés). Y en la estremecedora y deslumbrante película documental ‘Impuros’, estrenada en 2021, cuando se cumplían diez años del anuncio por parte de ETA del cese definitivo de la violencia. “El día de aquel comunicado fue el más feliz de mi vida”, afirmó Sémper en el libro y en el documental. En ambos conversa con Eduardo Madina, un dirigente socialista culto, duro e inteligente, que perdió una pierna en su juventud al explotar una bomba lapa que ETA había puesto en los bajos de su coche. En 2014 compitió Madina en las primarias socialistas con Pedro Sánchez. Sémper (PP) y Madina (PSOE) son amigos desde la infancia. Los dos han luchado, como en los versos de Rilke, por cambiar la vida. Sémper es un político reflexivo y moderado en las palabras y en las ideas. Se retiró de la vida pública en 2020. “Si continúa esta política de decir la cosa más fuerte, yo no pinto nada aquí, en el barro siempre gana el populista”, advirtió. Alberto Núñez Feijóo lo ha nombrado portavoz de la campaña del PP para las elecciones de mayo, después de infinidad de conversaciones para convencerlo. Y Pilar Alegría, ministra y portavoz del PSOE, ha soltado: “Veo que en el PP tiran del baúl de épocas pasadas para abordar el futuro”. El silencio, claro, resulta decididamente más constructivo que esas palabras. Sémper es un hombre todavía joven curtido entre balas auténticas. Como Madina. Ambos entendieron aquellos versos de José Hierro: “El hombre es fuego y es lluvia,/lo hace el odio y el perdón”. La política española precisa de más humanismo y más humanidad. Y de ese silencio sobre el que reflexiona Juan Mayorga, pero del que habría que rescatar a Madina.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN