El tiempo en: Vélez-Málaga
Viernes 14/06/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cotillas

Tamara Falcó reaparece por todo lo alto tras su primera prueba del vestido

La vida de Tamara Falcó se ha convertido en los últimos días en una auténtica montaña rusa de emociones

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Tamara Falcó. -

La vida de Tamara Falcó se ha convertido en los últimos días en una auténtica montaña rusa de emociones. Y en un no parar que no muchos aguantarían. Este domingo, con el tiempo corriendo en su contra puesto que falta mes y medio para su boda con Íñigo Onieva, la hija de Isabel Preysler ponía rumbo a Nueva York para reunirse con Carolina Herrera y el director creativo de la firma, Wes Gordon, y elegir por fin su vestido de novia tras la ruptura de su acuerdo hace justo una semana con la marca que iba a confeccionar en un principio su look nupcial, 'Sophie et Voilà'.

Un viaje relámpago que apenas duraba 40 horas y del que la marquesa volvía este martes a media mañana a Madrid encantada, puesto que como han confirmado fuentes cercanas a la socialité, los primeros bocetos diseñados por Wes Gordon le han "fascinado", ya que el diseñador ha entendido a la perfección cómo es el traje con el que siempre soñó con dar el 'sí quiero'.

Sin tiempo apenas para respirar, Tamara pasaba por su casa para cambiarse de ropa y, ya con un vestido tipo boho en color negro y con bordados en blanco -en lugar del conjunto de algodón blanco con el que aterrizaba por premium apenas dos horas antes- volvía al aeropuerto para viajar a Ibiza y cumplir con un compromiso publicitario firmado hace tres semanas, antes de siquiera imaginar que se iba a quedar 'compuesta y sin vestido de novia'. "Estoy muy contenta. Por ahora con un traje me conformo" ha revelado la socialité, confirmando así que su reunión con Carolina Herrera ha ido a las mil maravillas.

Y como quien dice, de Nueva York a Ibiza, donde a las 19.00 horas reaparecía con su mejor sonrisa en la inauguración de la nueva tienda de Porcelanosa en la isla. Ataviada con su uniforme de chef, Tamara ha derrochado cercanía y simpatía con todos los asistentes y, además de protagonizar un showcooking, no dudó en firmar autógrafos y fotografiarse con todos los que se le acercaron.

Sin embargo, la marquesa ha preferido no atender a los numerosos medios de comunicación congregados a las puertas del local y, después de entrar por la puerta trasera para intentar despistar a las cámaras, ya de noche abandonaba el lugar sin revelar ningún detalle sobre su vestido de novia ni sobre su reunión con Carolina Herrera.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN